Variedades del cultivo de naranja

Variedades del cultivo de naranja

Vigorosos y productivos. Los árboles nos ofrecen una gran variedad que nos permite disponer de cítricos durante casi todo el año. Así, la recolección de las diferentes variedades de cultivo de naranja se inicia en septiembre con las variedades más tempranas y continúa de forma escalonada con las variedades más tardías hasta mayo.

A lo largo de los siglos, la evolución de las variedades de cultivo de naranja ha ido en aumento. Los naranjos se conocían en España como árboles cultivados de forma aislada en huertos y jardines, o plantados en los lindes de los caminos y parcelas. La variedad de naranjo dulce inicialmente cultivada fue la Blanca Comuna que constituyó durante muchos años, prácticamente hasta la mitad del siglo XX, la base de las plantaciones en la región valenciana.

Evolución de las variedades de cultivo de naranja

A continuación, veremos las diferentes variedades de cultivo de naranja que se han dado cita en nuestro territorio a lo largo de los años y cómo ha ido evolucionado su crecimiento:

  • En 1856 se introdujo en la provincia de Castellón el cultivo del mandarino común, y poco a poco se fue extendiendo por toda la zona.

  • A principios del siglo XIX se introdujo en España el naranjo sanguino, un cultivo que con el tiempo alcanzó gran interés.

  • En 1910, se introdujo en España la variedad Washington Navel, una variedad a la que se miró de reojo por su ombligo y gran tamaño. Como curiosidad, apuntaremos que, sus excelentes cualidades hicieron que su cultivo se extendiera por toda la zona naranjera, constituyendo hasta hace pocos años la base de la producción citrícola.

  • En 1920 y 1930 se importaron de Estados Unidos nuevas plantas de Washington Navel, pomelos y satsumas. De Argelia se obtuvo la Clementina Fina.

  • A mediados del siglo XX, la estructura varietal estaba basada fundamentalmente en el grupo de naranjas sanguinas y en el de Blancas con una producción bastante similar.

  • En la década de los años 60 del siglo XX se empezaron a propagar una serie de variedades que posteriormente tendrían una gran significación comercial: hablamos de las clementinas Oroval y de Nules, Navelina y Navelate. Poco después se iniciaba el cultivo de nuevas variedades de clementina como la Marisol, Hernandina, Okitsu, Fortuna, Nave Late, entre otras.

Ya en el siglo XXI, las variedades son tan inmensas como las extensiones del regadío de la huerta valenciana. La distribución varietal nos permite suministrar cítricos a los mercados durante la mayor parte del año.

Por eso, las naranjas de Valencia son las mejores.

Publicado en 21/03/2019 Naranjas, Curiosidades 0 160

Dejar un comentarioDeja una respuesta

Debe iniciar con la sesión iniciada para poner un comentario.

Archivos del blog

Categorías del blog

Últimos comentarios

No hay productos

Estar determinado Envío
0,00 € Total

Revisa